FALLAS ELÉCTRICAS

Causa N°1 en la generación de incendios

Las fallas eléctricas son la principal causa de incendios tanto a nivel industrial como residencial. Por esta razón, instaladores autorizados y revisiones periódicas juegan un rol relevante en la prevención de estos siniestros.

Ya sea en un edificio comercial, industrial o residencial, las consecuencias de instalaciones eléctricas en mal estado pueden ser desastrosas. Los llamados “incendios eléctricos” incluso son reconocidos como la primera causa en el origen de los incendios. 

De acuerdo a Sergio Albornoz, integrante de la Academia Nacional de Bomberos de Chile, en países desarrollados, los incendios por fallas eléctricas se consideran superiores al 50%. En nuestro país, si bien no existen cifras exactas sobre la materia, el experto señala que ese porcentaje subiría a un 70% de las causas. “En Chile, la tendencia de fallas eléctricas con resultado de incendio son mayores y se debe a la improvisación de las instalaciones eléctricas, situación recurrente en países en vías de desarrollo”, explica Albornoz.

En este sentido, se asoman dos causas en la detonación de un incendio. Rolando Valenzuela, Presidente del Colegio de Instaladores Electricistas (CIECH), identifica la sobrecarga de corriente eléctrica y el cortocircuito como principales iniciadores del fuego. “Muchas veces se induce que circule mayor cantidad de corriente eléctrica por cables que no soportan tales cargas, por lo que el calor generado o el contacto con otros cables expuestos provoca el incendio. De la misma forma, y a veces derivado de la acción anterior, se producen cortocircuitos cuando el estado de los conductores no es el recomendado” argumenta.

El especialista agrega que las acciones que pueden generar estos desperfectos están asociadas a malas maniobras de equipos o mantenciones inadecuadas. “La mejor manera de resguardarse ante tales situaciones es generar revisiones y mantenciones periódicas de los puntos críticos de una instalación eléctrica y, mientras más alta sea la carga utilizada, realizarse a menores intervalos”, sostiene.

e acuerdo al experto electricista, en todo tipo de construcción, siempre es recomendable contar con un anteproyecto donde se defina el tipo de instalaciones que se requerirá, de acuerdo a la maquinaria y procesos que necesitan de energía eléctrica, y en el que es posible incluir los materiales apropiados a los requerimientos técnicos de la industria. “También es importante que el trabajo de instalación sea supervisado por electricistas autorizados. Por abaratar costos, muchas veces se recurre a personas que no cuentan con las certificaciones o conocimientos necesarios, por lo que aumentan las probabilidades de riesgos de accidentes”, enfatiza.

  

Fuente: http://www.emb.cl/hsec/articulo.mvc?xid=73